make your own site for free

Clínica de Ginecología Integral

DR. DAVID ADAME ALCARAZ - Ginecólogo

UNAM Ced. Profesional 497158
Ced. de Especialidad 3624206 

ULTRASONIDO EN LA MUJER EMBARAZADA

Desde la introducción definitiva del ultrasonido, que es a partir de los 60´S, ha provocado una gran disminución de exámenes radiográficos en las embarazadas; considerándose una muy útil herramienta en el diagnóstico de la paciente gestante. En ningún otro campo estos notables avances son más evidentes que en la aplicación del ultrasonido de la paciente obstétrica.


En sus comienzos, el ultrasonido se limitaba a las descripciones y mediciones fundamentales del feto, con el propósito de identificar una masa quística dentro de la pelvis femenina. En la actualidad, hasta las más sutiles anormalidades de casi todos los órganos fetales están siendo observadas en forma rutinaria por el ultrasonido, por lo tanto desempeña un papel esencial en el tratamiento intraútero de varias de esas anomalías.


La información que se obtiene al realizar el ultrasonido es producto del reflejo de las ondas sonoras al rebotar al transductor transformándose en imágenes en movimiento como el corazón fetal y en mediciones que evalúan la edad gestacional, el tamaño y crecimiento normal del feto; los equipos más comúnmente usados en esta especialidad son los de “tiempo real” porque con ellos se capturan los movimientos del feto.


Es necesario antes de continuar, que hagamos hincapié en la inocuidad del estudio, en su seguridad por ser no invasivo, preciso y actualmente ya no muy caro, Hasta el momento no se han informado efectos biológicos negativos ó en personal que lo maneja debido a las ondas ultrasónicas, ni a corto ni a largo plazo, por lo que la mayoría de los ginecólogos cuenta ya con uno en su consulta diaria, pasando a ser una herramienta indispensable en el consultorio del especialista.


Existen varios tipos de ultrasonido que practicamos para detección y control del embarazo:


1.- El ultrasonido abdominal: Puede practicarse en toda paciente embarazada desde los 3 primeros meses del embarazo, así como en las que se sospecha placenta previa (hasta la semana 28), debe de acudir con la vejiga llena con la intensión de rechazar las asas intestinales y al mismo tiempo, proporcionar una ventana sónica que sirve como patrón para comparación con otras estructuras, posteriormente puede continuar haciéndose durante todo el embarazo, según lo indica el protocolo a las semanas 18, 26 y 36-38 semanas.


2.- El ultrasonido vaginal: También puede utilizarse desde los primeros 10 días de retraso de la regla (5 semanas), con ello se confirma que:

    a).- Hay embarazo, b).- Está dentro o (fuera de la matriz como lo es el Embarazo ectópico), y c).- que está vivo principalmente a la semana 6 en que se observa claramente el latido fetal confirmándose la viabilidad del producto; con el ultrasonido abdominal se detecta hasta la semana 8. Es obvio que las imágenes que se observan son mejores que las observadas con el abdominal, hasta la semana 13 de gestación.


3.- El ultrasonido Doppler, utiliza el principio Doppler evaluando las características del flujo sanguíneo en los vasos de la sangre fetal.

El Doppler color, es particularmente indispensable en el diagnóstico y evolución de las anormalidades congénitas del corazón.


4.- El ultrasonido de 3ª. dimensión: requiere de transductores especiales y equipo de software para acumular imágenes, el resultado es: mejores imágenes medidas volumétricas más exactas y ambos, médicos y padres pueden apreciar bien una anormalidad o la ausencia de ella.

Por la gran resolución libre de artefactos y gracias al rayo digital y con el barrido, preserva detalles finos de la imagen externa. Con el gran volumen de información y documentación se ve a corta distancia revolucionar el diagnóstico de anomalías congénitas tales como: espína bífida, labio leporino y paladar hendidos, polidactilia, implantación baja de orejas, pie equino varo, dejando los estudios cromosómicos para más tarde o para hacer diagnóstico más preciso.


5.- El ultrasonido de 4ª. dimensión: Utiliza los mismos principios que el 3D, pero en este caso es en tiempo real; trae consigo avances notables en la calidad de la imagen, superando en mucho lo que se puede ver en 3D, tales como: ver el rostro (labios, lengua, nariz, mejillas, párpados), sonreír, bostezar, mover las manos y pies, el sexo, etc., quedando los padres contentos y satisfechos de ver el futuro bebé en un instante.


En general, las indicaciones y el número de tomas de los estudios de ultrasonido, dependen claramente de cada médico, quien puede estar interesado en saber las condiciones:

  a) normales de gravidez: evolución del embarazo, vitalidad fetal, condiciones de desarrollo, crecimiento, confirmación de gestaciones múltiples, para localizar y evaluar la placenta tanto en su crecimiento como en su localización, para saber la cantidad de liquido amniótico y su distribución, para descartar una anomalía congénita o malformaciones fetales.


EXISTEN UN SIN NUMERO DE PERSONAJES DE DICEN HACER ULTRASONIDOS, SIN EMBARGO NO SON DE FIAR, ACUDAN CON SU MEDICO DE CONFIANZA.