website maker

Clínica de Ginecología Integral

DR. DAVID ADAME ALCARAZ - Ginecólogo

UNAM Ced. Profesional 497158
Ced. de Especialidad 3624206 

ATENCION Y CUIDADOS DE LA MUJER MAYOR

La mayoría de las mujeres en el grupo de edad de los 50 a los 60 años tiene buena salud pero por inicio del climaterio, las quejas más frecuentes son: los síntomas menopáusicos persistentes, el aumento de peso, el estrés y la fatiga.


La historia médica debe de incluir una valoración integral anual

Consistente en: toma de la presión arterial, control de peso, monitoreo de la función tiroidea, de la glucosa sanguínea y los niveles de lípidos.

Igualmente la valoración para la presencia de depresión, disfunción sexual, incontinencia urinaria, tabaquismo, abuso de alcohol, drogas y violencia doméstica.


La determinación de colesterol y triglicéridos debe hacerse cada 3-5 años.

Tomando en cuenta los factores de riesgo de la Diabetes en mujeres mayores de 45 años: historia familiar de obesidad, de glucosa elevada en ayunas y/o diabetes gestacional o prueba de la glucosa alterada, hipertensión y colesterol elevado, los niveles de glucosa deben determinarse a intervalos de 3 años.


La recomendación en la toma del Papanicolaou es de 1 a 3 años.

Si hay historia de Displasia del cervix o de infección del virus del papiloma humano y de otras enfermedades de transmisión sexual, se recomienda el examen anual mediante Papanicolaou y/o colposcopia, cultivos, etc.


El estándar mas aceptado para el exámen de senos es la mastografía anual.

Para la osteoporosis debe considerarse la densitometría ósea de cadera y columna cada 1-2 años, además de recibir el tratamiento específico.


Electrocardiograma anual.

En la prevención del cáncer colorrectal debe de incluirse una prueba para sangre oculta en heces además de la sigmoidoscopia y/o colonoscopía cada 5 a 10 años con examen rectal digital.


La incontinencia urinaria es muy frecuente, está relacionada con el aumento de la presión abdominal, (incontinencia de esfuerzo), con contracciones desinhibidas del musculo detrusor (incontinencia de urgencia) o con un defecto anatómico; el uso de la terapia hormonal a base de estrógenos sistémicos o tópicos pueden aliviar los síntomas.


La incontinencia de esfuerzo puede tratarse con ejercicios de Kegel, la incontinencia de urgencia con una combinación de medicamentos y entrenamiento de la vejiga con ejercicios para fortalecer el piso pélvico además de evitar los irritantes en la dieta.


La disfunción sexual aumenta con la edad, la causa más común es la falta de pareja o si la tienen, hay disfunción eréctil, aunque esto es cada vez menos frecuente con la disponibilidad de tratamiento farmacológico según lo avalan los estudios del sindenafil (viagra) para la disfunción sexual femenina y masculina de origen vascular los resultados son alentadores. Además la terapia sexual podría ser útil.


Para otras mujeres, la disfunción sexual puede asociarse con los efectos fisiológicos de la menopausia: la atrofia vaginal, la falta de lubricación y el dolor resultante por las relaciones sexuales; con la administración en dosis mínimas de estrógenos y progesterona se puede obtener mejoría considerable.


Finalmente, solo el médico de tu confianza puede ser el más indicado para estimular un estilo de vida más saludable, la asesoría eficaz sobre abordajes saludables de dieta, ejercicios, salud mental, juegan un papel central en el tratamiento de muchas mujeres menopáusicas.


Para que las mujeres tengan éxito con los cambios en el estilo de vida, debe ofrecérsele comprensión, ánimo, apoyo y pláticas que puedan acatar.


Comer sanamente significa no solo ingerir menos grasa, sino tener una dieta rica en vegetales y frutas, proteínas, menos carbohidratos de azúcar y harina refinadas. El consumo de alcohol debe limitarse a un trago o menos al día.


Para disminuir el riesgo de osteoporosis, fracturas y mantener una estructura ósea, se recomienda la ingestión diaria de calcio y vitamina D, por medio de la dieta y los suplementos.


POR ESTO Y POR TODO LO QUE VENGA, TEN A BIEN VISITAR A TU MEDICO QUE ES EL ÚNICO QUE TE GUIARÁ Y MANTENDRÁ EN LAS MEJORES CONDICIONES DE VIDA MEDIANTE LA PREVENCIÓN, EN CASO CONTRARIO EL TRATAMIENTO SERÁ A MAYOR COSTO Y RIESGO.